A marzo: análisis de la canasta escolar al inicio del ciclo lectivo 2017

Durante los primeros días de marzo, las familias con hijos en edad escolar deben hacer frente a los costos de los útiles, indumentaria escolar y textos; y en el caso de enviar a sus hijos a escuelas privadas deben sumar el precio de los uniformes y de las matrículas.

El objetivo del presente trabajo consiste en analizar el costo total del inicio de clases y, en la medida de lo posible, comparar con los costos de la canasta el año anterior.

Resulta de interés además, observar el peso de este costo sobre las remuneraciones de los trabajadores. Para esto, se utilizaron los datos de Remuneraciones Promedio y Mediana que publica el Ministerio de Trabajo. Vale recordar que la Remuneración Mediana establece el punto donde el 50% de los asalariados registrados se encuentra por encima y por debajo del mismo.

En este mismo sentido, se calculó el impacto de las variaciones de la canasta en relación al aumento de la asignación familiar por hijo.

Finalmente, se analizó el impacto distributivo de la política de entrega de libros impulsada en la última década.


Primera parte - Los costos de la canasta

Los útiles

La canasta básica de útiles escolares considerada incluye los útiles básicos, las listas que los docentes piden a sus alumnos al comenzar el año escolar. Estos gastos, implican un promedio de $1.215,24, por alumno de primaria en la zona de CABA y AMBA, si se incluye mochila y cartuchera, y puede alcanzar hasta $1.692 según el tipo de local en el que se realice la compra. En el comparativo de la canasta sólo de útiles, el monto total ascendía a $240,20 en 2016 y alcanza los $ 387,05 en 2017, es decir, un incremento del 61,14%.

En el nivel secundario la canasta escolar, incluye carpetas y repuestos en lugar de cuadernos y resaltadores. El costo asciende a $1.050,36 por alumno, si se incluye además mochila y cartuchera. Cuando se compara el costo de la canasta de útiles, se observa que para 2016 alcanzaba los $258,64, mientras que este año se necesitan $426,15 para la misma canasta, es decir, 64,77% más que el año anterior.

Indumentaria escolar

En cuanto a los kit de uniformes para colegios privados (considerando en todos los casos cuotas de colegios subsidiados o parroquiales), un equipo de remera, pantalón, campera, pollera, short, y zapatillas escolares, asciende a alrededor de $4.000,00 en todos los lugares consultados. Para las escuelas públicas la indumentaria reglamentaria exige el guardapolvo a lo que se agrega un par de zapatillas escolares, que las familias suelen adquirir con las compras de marzo y el total asciende a alrededor de $1.100,00.

Las matrículas y cuotas de las escuelas privadas

En cuanto a las matriculas oscilan entre $2.000,00 y $4.500,00, mientras que las cuotas oscilan entre $760,00 a $4.000,00.

Así, entre la matrícula y la cuota, las familias que envían a sus hijos a escuelas privadas, deben calcular un total adicional de entre $2.700,00 y $6.800,00 según la región para la escuela primaria. Para la escuela secundaria debes destinar entre $4.400,00 y $6.700,00.

Textos escolares

Los textos escolares también presentan un importante incremento de precios. Si bien no resulta sencilla la comparación ya que los textos, -como estrategia editorial para evitar la reventa- se renuevan casi todos los años, se puede considerar el texto de la edición de 2016 y de 2017.

En el primer ciclo del primario, y considerando los precios de la Editorial Santillana, los principales textos edición 2016 para primaria fueron “Los Pampirotes”, y para el 2017 “¡Hola, soy Bambú!” El primero se comercializaba en 2016 a $243,00 y para la temporada de $2017, “¡Hola, soy Bambú!” se comercializa a $480,00, un incremento total de 98%. Vale indicar que el libro “Los Pampirotes” edición 2016 también se comercializa a $480,00 en la actualidad. El promedio de los libros de primer ciclo que ofrece editorial Santillana alcanza los $335,00. Asimismo, suele solicitarse libros a lo largo del año como lectura adicional. Como ejemplo para el primer ciclo, el precio del libro “El niño de Papel” de Editorial Estrada asciende a $150,00.

Respecto del segundo ciclo del primario, tanto el Libro de Lengua 4-5-6, Ciencias Sociales En Movimiento 4-5-6, Ciencias Naturales En Movimiento 4-5-6 y Los Matemáticos 4-5-6 tienen un precio de $310,00. De todas formas, considerando todos los libros para este ciclo de la editorial Santillana, el promedio alcanza los $343,00. Como se mencionó, suele solicitarse libros a lo largo del año como lectura adicional. Como ejemplo para el segundo ciclo, el precio del libro “Siete muertes” de Editorial Estrada asciende a $160,00.

En relación al nivel secundario, un ejemplo de la editorial Santillana es el texto de Formación Ciudadana. En el año 2016 la editorial proponía un texto del año 2013 denominado Ciudadanía (1, 2 y 3) que era comercializado a $191. En el 2017 se reemplaza por Construcción Ciudadana 1, 2 y 3, el cual se comercializa a $383. Un incremento de 101%. El promedio de los libros de secundario que ofrece editorial Santillana alcanza los $398,00.

Para el inicio de clases, los alumnos de escuela primaria de primer ciclo deben adquirir habitualmente un libro de texto y al menos un libro de lectura. En el caso del segundo ciclo, son cuatro libros de texto (uno por área) y al menos uno de lectura. Finalmente, en el caso de los secundarios, por la mayor cantidad de materias el promedio asciende a al menos 6 textos.

Costo total del inicio de clases

Considerando los gastos en útiles, matrícula y 1 cuota, indumentaria y textos, una familia debe destinar un total promedio de $10.761,57 por hijo en escuela primaria, y de $13.565,44 por hijo en escuela secundaria, en el caso de escuelas privadas. Para las escuelas públicas debe destinar entre $3.340,41 para la escuela primaria y $4.555,03 para la secundaria.


Segunda parte - Los costos de la canasta en relación al ingreso

El peso de la canasta en relación a las remuneraciones promedio

Como se estima en el cuadro precedente, la mitad de los trabajadores registrados se encuentra por debajo de ingresos netos por $14.402,73. Es decir, que deberán destinar al menos entre 75% y 94% de su sueldo a la canasta escolar en caso de hijos en escuela privada y entre 23% y 32% en caso de escuela pública. Si se considera el total de los trabajadores registrados, el promedio de sueldo neto asciende a $18.788,61, por lo que entonces el porcentaje a destinar resulta levemente menor: entre 57% y 72% para el trabajadores registrado con hijos en escuela privada y entre 18% y 24% en el caso de que los hijos concurran a la escuela pública.

El análisis precedente permite observar que para el caso de las categorías de convenio representativas de los distintos gremios, el peso de la canasta es sensiblemente mayor, duplicando la estimación para el promedio de remuneraciones mencionada anteriormente. Así entonces, el promedio de los trabajadores afiliados a os gremios seleccionados (UOCRA, UPCN, Gastronómicos, Comercio, Gráficos y UOM) tienen que dedicar 1,15 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.

Finalmente, si se considera el caso de un docente de nivel primario, en este caso con 10 años de antigüedad, según su salario tendrá que destinar 1,11 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, casi un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.

Poder adquisitivo de la AUH en la canasta de útiles

En relación a la inflación, se había mencionado anteriormente que en el comparativo de la canasta sólo de útiles, el monto total para el nivel primario ascendía a $240,20 en 2016 y hoy alcanza los $ 387,05, es decir, un incremento del 61,14%. Cuando se compara el costo de la canasta sólo de útiles para el nivel secundario, se observa que para 2016 alcanzaba los $258,64, mientras que este año se necesitan $426,15 para la misma canasta, es decir, 64,77% más que el año anterior. Sin embargo, el incremento de la AUH en el año ha sido de 29%, es decir, muy por debajo de los aumentos mencionados.

Si se consideran los hogares que perciben la AUH, teniendo en cuenta solamente para el costo de los útiles, las familias hoy pueden comprar un total de 3,21 canastas de útiles de nivel primario y un 2,92 canasta de útiles de nivel secundario, mientras que en el 2016 podía adquirir 4,02 canastas y 3,73 canastas, es decir, han perdido entre 19,95% y 21,72% de su poder adquisitivo.


Tercera parte - El impacto de las políticas públicas sobre el poder adquisitivo

La entrega de libros como mecanismo de redistribución

Entre 2004 y 2015, el Gobierno Nacional impulsó la entrega de libros en las escuelas con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades para todos.

En el siguiente cuadro se presenta un resumen de esas entregas realizadas en dicho período.

Si se considera el año 2015, al detalle precedente debe agregarse $210.015.720,00 destinados a libros de colecciones literarias del segundo ciclo del nivel primario, que representan unos 6.520.000 ejemplares (1).

Los datos del propio Ministerio de Educación a 2014 estiman que en el nivel primario la cantidad de alumnos ascendía a 3.572.068 y en el nivel secundario a 3.286.714.

En virtud de ello, es posible estimar el impacto de la ejecución de tal política en términos redistributivos.

La cantidad de libros alcanza a compensar el libro de texto del primer ciclo, uno de los libros de textos y el primer libro de lectura del segundo ciclo y algo menos de un libro (87,5%) en el caso del secundario. En el caso de los libros de lectura, esta estimación implica que "sobran" casi cuatro millones de libros, lo que permite evitar el gasto de la compra dos libros adicionales durante el año para el caso del primario de segundo ciclo.

Como se puede notar en el cuadro precedente, el ahorro para la familia con alumnos de primer ciclo primario en escuela pública es de 69% del costo, para la familia con alumnos de segundo ciclo primario en escuela pública es de 33% y para la familia con hijos en el secundario de una escuela pública el ahorro asciende a 15%.

Vale mencionar que en octubre y noviembre de 2015 se entregaron los libros mencionados anteriormente, con el objetivo de garantizar el ciclo lectivo de 2016. Recién en octubre y noviembre de 2016 se realizó la licitación para la compra de los libros del ciclo lectivo 2017, por lo cual la entrega se realizaría en mayo aproximadamente, es decir, bien entrado el ciclo lectivo. Para el presente año sólo se podrá contar con libros de texto para primaria y secundaria, pero no para secundarios ni libros de colecciones.


Conclusiones

  • Si se consideran el total de gastos que debe afrontar una familia para iniciar el ciclo escolar en marzo de 2017, incluyendo en ello indumentaria escolar, cuotas y matriculas (en el caso de colegios privados) y textos escolares, el total alcanzalos $10.761 por hijo o hija en la escuela primaria, y $13.565 por hijo o hija en escuela secundaria, en el caso de escuelas privadas. Asimismo, para las escuelas públicas  se debe destinar $3.340 para el nivel primario y $4.555 para el nivel secundario.
  • Con los costos totales mencionados de la canasta escolar completa, y a sabiendas de que la mitad de los trabajadores registrados se encuentra por debajo de ingresos netos por $14.402,73, estos trabajadores deberán destinar al menos  entre 75% y 94% de su sueldo a la canasta escolar en caso de hijos en escuela privada y entre 23% y 32% en caso de escuela pública. Si se considera el total de los trabajadores registrados, el promedio de sueldo neto asciende a $18.788,61, por lo que entonces el porcentaje a destinar resulta levemente menor: entre 57%  y 72% para el trabajadores registrado con hijos en escuela privada y entre 18% y 24% en el caso de que los hijos concurran a la escuela pública.
  • Si se considera el promedio de los trabajadores afiliados a os gremios seleccionados (UOCRA, UPCN, Gastronómicos, Comercio, Gráficos y UOM) tienen que dedicar 1,15 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.
  • Finalmente, si se considera el caso de un docente de nivel primario, en este caso con 10 años de antigüedad, según su salario tendrá que destinar 1,11 sueldos al inicio de clases de un hijo en nivel primario privado, casi un sueldo y medio si el hijo va a secundaria privada, un poco más de un tercio de su sueldo si su hijo concurre a una primaria estatal y algo menos de la mitad de un sueldo si lo hace en un establecimiento público en el nivel secundario.
  • En relación a la inflación, en el comparativo de la canasta sólo de útiles, el monto total para el nivel primario ascendía a $240,20 en 2016 y hoy alcanza los $ 387,05, es decir, un incremento del 61,14%. Cuando se compara el costo de la canasta sólo de útiles para el nivel secundario, se observa que para 2016 alcanzaba los$258,64, mientras que este año se necesitan $426,15 para la misma canasta, es decir, 64,77% más que el año anterior. Se ha percibido un sensible aumento de precios de los productos de la canasta en el último mes.
  • Frente a estos aumentos, el incremento de la AUH en el año estuvo muy por debajo, alcanzando sólo el 29%. Si se consideran los hogares que perciben la AUH, teniendo en cuenta solamente para el costo de los útiles, las familias hoy pueden comprar un total de 3,21 canastas de útiles de nivel primario y un 2,92 canasta de útiles de nivel secundario, mientras que en el 2016 podía adquirir 4,02 canastas y 3,73 canastas, es decir, han perdido entre 19,95% y 21,72% de su poder adquisitivo.
  • Asimismo, los libros aumentaron por encima de estos guarismos: el mismo libro para nivel primario que en 2016 se compraba por $243,00 hoy se adquiere $480,00, un incremento total de 98%. Algo similar sucede para el nivel secundario: el costo del mismo libro que se comercializaba a $191, asciende hoy a $383. Un incremento de 101%.
  • Finalmente, cabe mencionar que a finales de la gestión anterior, en octubre y noviembre de 2015, se entregaron libros que permitieron reducir el gasto de la canasta escolar en muchos hogares. La entrega de libros representó un ahorro sobre la canasta de textos de 69% para la familia con hijos en edad de primer ciclo primario, 33% para las familias con hijos en edad de segundo ciclo primario y 15% para las familias con hijos en edad de nivel secundario. Para el presente ciclo, esta política tendrá menos impacto: los libros se repartirán sólo desde mayo próximo y sólo incluirán libros de texto para primaria y secundaria, pero no para secundarios ni libros de colecciones.

Notas al pie

(1) Las colecciones mencionadas permiten a los alumnos llevar el libro a la casa y retornarlos a la biblioteca de la escuela una vez leído.


Sobre este informe

Instituciones autoras del informe. Centro de Economía Política (CEPA) e Instituto de Economía Popular (IndEP).


Descargue el informe

Para descargar el informe haga clic en este enlace.

 

Contacto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.